Valladolid

La ciudad de Valladolid os encantará a ti y a tu perro. Capital de la provincia del mismo nombre se caracteriza por sus monumentos históricos de índole religiosa, como la Iglesia de San Pablo una joya de la época gótica o el que fuera Palacio Real que sirvió para albergar a los reyes en el siglo XVII.

Si hay algo que caracteriza a la ciudad de Valladolid es su educación y la corrección de sus habitantes al hablar, aunque también destacan por ser muy amigables con los animales y sus dueños. Por ello encontraréis innumerables establecimientos donde podréis comer, descansar o relajaros juntos, con el beneplácito de dueños y parroquianos.