Sevilla

La ciudad de Sevilla tiene la mezcla justa de encanto e historia y es un sitio en el que, si vas a visitarlo con tu perro, no os aburrireis en ningún momento y siempre os quedará algo más por descubrir. Os encantarán sus parques, los increíbles puentes que cruzan el Guadalquivir y sus paseos y edificios más emblemáticos.

 

La Torre del Oro, la Giralda o la Plaza de España son algunos de los lugares que no deben dejar de visitar, tu perro y tu en un viaje a Sevilla. En cuanto a los sitios en los que degustar los deliciosos platos locales o descansar tras el ajetreo diario, encontrareis muchísimos sitios que son muy amigables con las mascotas y sus dueños.