Oviedo

En Oviedo siempre hay mucho para hacer, especialmente si vas de visita con tu perro. Puedes recorrer su casco antiguo, conocer sus espacios verdes protegidos y sus parques, en donde tu amigo peludo hará buenas migas con otros canes paseantes o plantearte el comenzar a recorrer juntos desde allí, el Camino de Santiago.

Ya sea que lo tomes como punto de partida de peregrinación o que vayáis expresamente a conocer la ciudad, hay un montón de lugares que aceptan el ingreso de perros, ya sean bares o restaurantes o una amplia gama de hospedajes, en los que a veces ni siquiera te cobrarán un extra por la presencia de tu perrete.