Pastor Vasco

El pastor vasco o Euskal Artzain Txakurra, es una de las razas autóctonas españolas reconocidas por la Real Sociedad Canina Española. Es un perro pastor, usado en los montes vascos tanto para la guarda del ganado, como para la guarda de las fincas. Existen dos variedades:  Gorbeiakoa e Iletsua, ambos con estándares diferentes.

Ambos son perros equilibrados y capaces de adaptarse al hogar familiar, si bien el Gorbeiakoa es más amable la vivienda, ya que es muy sociable y alegre; mientras el Pastor Vasco Iletsua puede llegar a ser muy territorial, requiriendo un dueño capaz de controlarlo y educarlo con una buena socialización.

Pastor Vasco
Se trata de una de las razas autóctonas españolas

Características del Pastor Vasco

Se trata de un perro ovejero con características propias a sus vecinos de otros lugares del mundo. En ambas variedades, se trata de un perro de trabajo, inteligente y fiel que protege a la manada con valentía. Como sus parientes cercanos, el Pastor de los Pirineos y el Pastor Catalán, son  alegres, muy sociables con las personas que conocen y con otros animales. Les encanta jugar y mandar en el juego, correr, ladrar y sobre todo agrupar a las ovejas.

Es un perro complejo, muy desconocido en líneas generales, pero que ha llegado a ser el tema de la Tesis Doctoral. Gracias al interés que sí despierta en el País Vasco, se ha logrado recopilar información sobre la raza, desde la historia hasta sus personalidad. Pero, sobre todo, se ha conseguido su supervivencia.

Personalidad

Se trata de un perro inteligente y trabajador, que destaca por capacidad de pastorear pero, sobre todo, por su fidelidad. Esa inteligencia hace que se importante mantenerlo ocupado para evitar que se vuelva destructivo. Por suerte, se trata de un animal alegre y muy juguetón, lo que facilita ofrecerle cosas que hacer para evitar que nos destroce el jardín.

En el caso del Iletsua debemos cuidar su socialización. Ya que, aunque guarda caracteres parejos al Gorbeiakoa, es muy territorial. Si unimos ese aspecto a la lealtad ciega hacia su dueño, podemos tener un problema. Por lo que es un fundamental un amo duro y capaz de controlar sus instintos de defensa.

Al ser un perro de trabajo versátil, se adapta bien al hogar. Pero siempre que le demos el ejercicio necesario que gaste parte de la energía, o como otros perros pastores tendremos nervios dentro del salón. Y ese nerviosismo se traduce en busqueda incansable de juegos.

El Pastor vasco con niños y otros perros

Son perros alegres y juguetones, cargados de energía, que se llevan bien con los más pequeños de la casa. Eso sí, debemos tener cuidado porque los empujaran y pueden morder sus tobillos para moverlos de un lado a otro, como si fueran sus ovejas.

Con perros y otras mascotas

En este caso debemos tener muy claro que el Iletsua es territorial y que sin una buena socialización podrá provocar problemas con otros perros. Sin embargo, con el resto de mascotas, siempre que sean presentados adecuadamente, no habrá problema alguno.

Información básica

Altura a la cruz: de 55 a 65 cm.

Peso: de 35 a 45 kg.

Capa: leonadas y canelas.

Promedio de vida: de 12 a 14 años.

Carácter: valiente, trabajador e inteligente.

Relación con los niños: buena, con supervisión de un adulto.

Relación con otros perros: buena, si está bien socializado.

Aptitudes: perro pastor, de defensa y guardián.

Necesidades del espacio: campo, jardín o patio.

Alimentación: según peso y tamaño, consultar con el veterinario.

Arreglo: cepillado regular.

Coste mantenimiento: moderado.

Estándar

Clasificación RSCE: Grupo 1: Perros de Pastor y Perros Boyeros (excepto Perros Boyeros Suizos)