Jerez de la Frontera con perros

La ciudad de Jerez de la Frontera se encuentra situada en la provincia de Cádiz, a una hora escasa de Sevilla en coche. Conocida mundialmente por el Gran Premio de España de motos, los caballos y el vino de Jerez, hoy es uno de los mayores reclamos turísticos de Andalucía. Por lo que, quizá, estés pensando en viajar a Jerez con perros y no sepas qué te vas a encontrar.

Jerez de la Frontera
Jerez es mucho más que vino, caballos y motos. Y podrás disfrutarla con tus perros

 ¿Es una ciudad PetFriendly?

No lo es oficialmente, pero eso no quiere decir que no sea una ciudad fácil y agradecida para viajar con tu perro. Eso sí, debes saber que los meses de verano el calor puede ser bastante elevado por lo que deberás ir preparado para evitar la deshidratación de tu amigo. Pero, como ocurre en la mayoría de las ciudades andaluzas, vamos encontrar un ambiente favorable para disfrutar con nuestros perros.

Cuando el tiempo acompaña -lo que suele ser bastante a menudo- las calles se llenan de gente paseando o sentadas en terrazas. Y en ambos casos, tu perro será bien recibido. Eso sí, olvídate de entrar con ellos en monumentos, bodegas o restaurantes ya que, salvo contadas excepciones, no podrás hacerlo.

Además, Jerez es una ciudad inmersa en el mundo rural, por lo que encontrarás actividades para realizar con tu perro fuera del núcleo urbano: visitas a las viñas, senderismo, ciclismo o paseos a caballos es parte de la oferta que encontrarás.

El transporte público en Jerez con perros

Las ordenanzas municipales de Jerez sobre la entrada de perros en el transporte público es clara y tajante: salvo perros guías, está totalmente prohibidas. Solo si el vehículo cuenta con n espacio especialmente destinado para el transporte de animales, con las condiciones higiénico-sanitarias necesarias y sin que puedan molestar al resto de pasajeros, podrán llevarse. Desgraciadamente, son nulos en el transporte urbano.

En los taxis, dependerá de cada taxista el llevarte o no. La normativa lo prohibe pero si lo solicitas con antelación y explicando tu situación, puedes lograr que se facilite el acceso, siempre que tu perro vaya en transportín o sea de pequeño tamaño.

¿Existen parques caninos?

Sí, aunque Jerez no es una ciudad oficialmente Petfriendly sí que ha realizado una buena política destinada a la apertura de espacios específicos para los canes. Y vamos a encontrar parques caninos en casi todos los nuevos espacios verdes abiertos en la ciudad.

A finales del año 2017, el ayuntamiento de Jerez anunció la creación de nuevos espacios que se corresponderán a a 2.306 metros cuadrados en el Parque del Sur; otros 938 en el Parque La Plata; más de 3.000 en el Parque El Mirador; y el más grande, con unos 4.113 metros cuadrados en el Parque La Laguna Torrox.

Parque Canino el árbol del Pipo

Situado en el Parque de Atocha, cubre su falta de espacio con lo céntrico que se encuentra. Es un lugar vallado con algunos arboles en su interior y que destaca por tener un ambiente familiar y alegre, que repercute en los perros. Aunque hay quien dice que es más un ‘pipican’ que un parque canino, sí que cuenta con espacio suficiente para que los perros corran y jueguen libremente. Si estas visitando Jerez con perros será tu mejor opción.

Abierto en 2014, su nombre no recuerda a ningún perro, sino a un enorme alcornoque en el que se colgaban los pipos de los niños que los dejaban cada año. Una tradición de la zona que terminó dando nombre al primer parque canino de Jerez.

Parque canino Laguna de Torrox

Situado junto a la laguna de Torrox, es el más grande de todos los de Jerez. Se encuentra apartado del núcleo urbano y suele contar con la presencia de perros grandes. Sobre todo por el gran espacio que ofrece para correr y jugar. Todo ello con mucho césped y el frescor que procede del lago. Desgraciadamente, carece de sombras y fuentes. Problema este que ocurre en casi todos los parques caninos de Jerez

¿Es posible entrar a los bares y los comercios con perros?

Sí que es posible entrar en algunos bares de Jerez con perros, aunque la normativa prohibe expresamente en su artículo 17. Presencia en Establecimientos. Sección 3, en el que se refleja que:

  • Queda prohibida la entrada o permanencia de perros y otros animales, salvo los contemplados en el artículo 16 -en referencia a los perros guías o asistentes-:
    • establecimientos destinados a la fabricación, almacenaje, transporte o manipulación de alimentos destinados al consumo humano.
    • En los establecimientos donde se realice la venta de productos alimenticios destinados al consumo humano, incluyendo las bebidas y cualesquiera sustancias que se utilicen en la preparación o condimentación de los alimentos.
    • En locales cuya actividad sea la de facilitar que en los mismos se consuman alimentos, donde quedan incluidos: restaurantes y cafeterías, así como cafés, bares, tabernas, cantinas y otros establecimientos que sirvan comidas.

La realidad es que vamos a encontrar algunos locales que han conseguido el permiso y permiten la entrada de perros en sus instalaciones. Aunque en el caso de los comercios tradicionales, esto dependerá de la decisión personal de los dueños de cada tienda.

Por supuesto, los monumentos que podrás visitar en la ciudad no aceptan la entrada de animales. Por lo que te recomendamos que, en caso de ir de turismo, busques alguna alternativa o cuidador que se quede con ellos mientras realizas la visita.

Respecto a los restaurantes y bares, no son muchos los que permiten el acceso al interior. Pero, esto no suele afectar en las terrazas que pueblan plazas y calles, en los que podrás, como norma general, sentarte con tus perros. Te reseñamos dos de los más destacados.

Bodegón de la Blanca Paloma

Situado en la carretera de Trebujena, a unos 3 km del centro urbano, se describe como restaurante rociero de comida tradicional. Situado en una zona de viñas, cuenta con mucho espacio disponible, tanto interior como exterior. Precisamente ese espacio es lo que le permite poder ofrecer acceso de perros. Entre otras cosas porque podrás disfrutar de otros animales como caballos.

Eso sí, prepárate para un lugar ‘tipical spanish’, con presencia masiva de autobuses con grupos concertados. Podrás disfrutar de coro rociero, caballos y un pequeño altar dedicado a la Virgen del Rocío. Respecto a la comida, las criticas en TripAdvisor y Google son muy diversas, desde quienes recomiendan ir por su excelente comida hasta quienes confiesan que fueron incapaces de comer, por lo que debemos suponer que variará según el numero de comensales que se reúnan ese día.

Jerez con perros
La Carboná es uno de los restaurantes más prestigiosos de Jerez

La Carboná

Situado en la calle San Francisco de Paula, nº 2, está considerado uno de los referentes gastronómicos de Jerez de la Frontera. Con una carta que mezcla modernidad con tradición y un ambiente que nos recuerda a los típicos tabancos jerezanos. De hecho, como en los viejos despachos de vino, nos sentaremos en un amplio salón decorado con botas y utensilios propios de las bodegas del conocidísimo mundialmente vino de Jerez o Sherry.

En este caso, todas las criticas localizadas hablan del ambiente tradicional, del buen servicio y la buena comida. Así que se trata de una maravillosa opción si estás en Jerez con tu perro y quieres disfrutar de una buena comida.

Ordenanzas municipales con respecto a los perros

Las ordenanzas municipales de Jerez de la Frontera hacen referencia a todo tipo de animales, y no solos los domésticos. Al ser una ciudad con un amplio territorio y gran cantidad de zonas rurales, vamos a encontrar dentro de la normativa a animales domésticos y animales como caballos, gallos o cerdos. Por lo que estamos ante una normativa muy genérica. 

Con respecto a los perros, se establece que deben ser censados en la ciudad y que todo animal debe estar registrado (mediante chip) o será considerado vagabundo y enviado a la perrera. Todo perro deberá ir con correa por la calle y está prohibido dejar sus defecaciones en el acerado o calzada, por lo que debes recogerlo o puedes ser multado.

Respecto a los perros potencialmente peligrosos, la ordenanza hace referencia a la legislación autonómica. Por lo que si cumples la normativa andaluza no tendrás problemas en la ciudad. Recuerda que prohibe el acceso de animales a cualquier lugar en el que se manipule, sirva, venda o almacene comida. Tampoco se puede acceder al transporte público y a las piscinas. Siempre salvo los perros de asistencia o perros guías.