Gran Boyero Suizo

La raza de perros Gran boyero suizo fue desarrollada para ser un perro de trabajo completo, pastoreando ganado, tirando de carros y montando guardia. En estos días, el Swissy, como se le conoce popularmente en el mundo anglosajón, disfruta de la vida como mascota familiar.

Debido a su herencia laboral, le gusta estar ocupado. Esta poderosa raza  destaca en todo tipo de deportes caninos, desde la agilidad hasta la extracción de peso y puedes aprovecharlo para que esté entretenido. El Swissy también ha servido como perro de terapia y perro de búsqueda y rescate.

Gran Boyero Suizo
Es un perro gigante destinado al cuidado de las vacas

Características del Gran Boyero Suizo

El apuesto, alerta y poderoso Gran boyero suizo, o Swissy, como lo llaman sus fanáticos, es relativamente desconocido fuera de un grupo de entusiastas. Pero eres dueño de uno de estos perros grandes y llamativos, debes estar preparado para dar una respuesta clara a la pregunta: ¿Qué tipo de perro es?

Con un peso de más de 60 kg, el tamaño de Swissy, combinado con su fuerte y profundo ladrido, lo convierten en un buen perro guardián. Pero es un tipo amable de corazón, dedicado a su familia y amante de los niños. A pesar de que necesita espacio para estirar las piernas, este no es un perro deportista. Solo necesita una cantidad moderada de ejercicio.

Originalmente criado para pastorear ganado, tirar carros y servir como perro guardián, al moderno Swissy le gusta tener trabajos que hacer. Se destaca en competencias de obediencia, agilidad y conformación, y lo hace bien en el dibujo, el levantamiento de pesas, el pastoreo, el senderismo y la versatilidad. 

Como es tan grande cuando está completamente desarrollado, es importante comenzar temprano con el entrenamiento de obediencia y la socialización, enseñándole a ser amable con otros perros y otras personas. Y prepárate para una larga vida de cachorro: el Swissy tarda en madurar, tanto física como mentalmente, y puede seguir siendo un niño hasta los tres años.

Aspecto físico

Es un perro llamativo, tricolor, grande, poderoso y seguro de apariencia robusta. Se muestra como un animal musculoso y deshuesado que, a pesar de su tamaño y peso, es lo suficientemente ágil como para realizar las labores agrícolas de uso múltiple en las regiones montañosas de su origen.

En el caso de los perros de pedigree y pura raza, es importante que cumplan unas equivalencias exactas en cuanto a sus proporciones:

  • Longitud del cuerpo (medida desde la punta del hombro
    hasta la punta de la nalga: altura de la cruz: = 10 : 9.
  • Profundidad del pecho: altura de la cruz: = 1 : 2.
  • Longitud del cráneo: longitud de la caña nasal: = 1 : 1.
  •  Anchura del cráneo: anchura del hocico: = 2 : 1.

Personalidad

La personalidad de Swissy es amable, alerta y amante de la diversión. Sin embargo, estos perros no son fáciles de tratar; son muy confiados con sus propias ideas, y pueden ser obstinados a veces. Y si le unes que maduran tarde, el cóctel está listo.

Debido a su personalidad audaz, los perros Swissy estarán mejor con propietarios que pueden ser líderes amables, pero que tengan liderazgo y constancia. Y algo de paciencia, ya que si se aburren buscarán algo que hacer. 

Esta raza está alerta y siempre atenta a que algo no vaya bien. Eso, más su fuerte ladrido para alertar cuando detecta algo fuera de lo normal, lo convierte en un buen perro guardián, aunque típicamente no es agresivo.

El Gran Boyero Suizo con niños y otros animales

El Swissy disfruta de la atención y la compañía de los jóvenes, siempre que hayan estado expuestos desde cachorros y a los niños se les enseña a tratar al perro con cuidado y respeto.

Sin embargo, los niños pequeños nunca deben dejarse sin supervisión con ningún perro. Incluso si el Swissy se portase realmente bien, es un perro grande y fuerte, y puede golpear fácilmente a un niño pequeño por accidente.

Con perros y otras mascotas

Generalmente disfruta de la compañía de otros perros y le encanta jugar rudo y revoltoso. Esto es especialmente cierto si se ha socializado adecuadamente con otros perros a una edad temprana. Como en cualquier raza, los perros del mismo sexo que no han sido esterilizados o castrados pueden no tolerarse entre sí.

Los perros Swissy varían en su instinto de presa: algunos persiguen a las ardillas, los gatos y otros animales pequeños, y otros no. Al igual que con cualquier perro, tendrás una mejor oportunidad para la paz entre las mascotas de la familia si lo expones a otros animales desde una edad temprana, y tienes cuidado con las presentaciones.

Información básica

Altura a la cruz:de 65 a 72 cm. aproximadamente.

Peso:entre 60 y 70 kg.

Capa:negro con marcas fuego pardo-rojizas simétricas y marcas blancas.

Promedio de vida:entre 8 y 11 años.

Carácter:alegre, alerta, fiel y cariñoso.

Relación con los niños:buena con niños no muy pequeños.

Relación con otros perros:generalmente buena.

Aptitudes:Perro guardián, pastor y de compañía.

Necesidades del espacio:necesita espacio para deambular.

Alimentación:según peso, consultar con el veterinario.

Arreglo:cepillado 1 o 2 veces por semana.

Coste mantenimiento:alto.

Estándar

Clasificación  FCI: Grupo 2: Perros tipo Pinscher y Schnauzer – Molosoides – Perros tipo de montaña y Boyeros suizos. Sección 3: Perros tipo montaña.

Gran boyero suizo
Son perros que necesitan muchos cuidados de cachorro

Historia

Se le considera una de las razas de perros más antiguas de Suiza. Y existen varias teorías sobre los orígenes de Swissy. La más popular es que ha descendido de perros grandes, parecidos a los mastines, que llegaron a los Alpes invadiendo las legiones romanas.

Los antepasados ​​del gran boyero suizo sirvieron como pastores, guardianes y perros de tiro. En un momento, se cree que el Swissy fue una de las razas más populares en Suiza. En la década de 1900, sin embargo, su número disminuyó, probablemente porque sus trabajos tradicionales en granjas suizas fueron asumidos por otras razas de perros o máquinas.

El papel de Albert Heim

En 1908, un investigador canino llamado Albert Heim (no se debe confundir con el Doctor Muerte, del mismo nombre, que estuvo al servicio del nazismo) descubrió a dos perros en una fiesta del Swiss Kennel Club, catalogados como «perros de montaña de Bernese de pelo corto». Heim reconoció a los perros como miembros grandes del tipo Sennenhund, una familia de cuatro razas que incluye el Swissy.

Heim presionó para que los perros fueran reconocidos como una raza separada y, en 1909, el Swiss Kennel Club citó al Gran boyero suizo, como Grosser Schweizer Sennenhund, en el Swiss Stud Book, el libro de referencia de las razas suizas.

Reconocimiento internacional de la raza

Desde entonces, la popularidad de la raza ha crecido lenta pero constantemente. En 1968, se llevaron a los Estados Unidos los primeros perros de montaña , y poco después se formó el Greater Swiss Mountain Dog Club of America. El Swissy fue reconocido por el American Kennel Club en 1995, como miembro del Grupo de Trabajo.

Aunque sigue siendo muy poco popular en Europa, la FCI lo reconoció como raza en 1954 y aceptó su estándar oficial definitivo en 2003. Aún así, y quizá por su tamaño y por su mala adaptabilidad a climas cálidos como el nuestro, su presencia sigue siendo residual en España.

Educación y entrenamiento

Al igual que todos los perros, el Swissy necesita ser socializado, enseñado a ser amigable con otros perros y personas, comenzando desde cachorro. Las clases de kínder y obediencia de Puppy son una excelente manera de socializar su Swissy y enseñarle buenos modales caninos.

Ahora, en cuanto al entrenamiento en el hogar: mientras que cada perro es diferente, los fanáticos de Swissy dicen que la raza generalmente lleva lentamente al entrenamiento doméstico. La razón no es exactamente clara.

Pero si usas cajas y creas una buena rutina de entrenamiento doméstico, tu perro captará el concepto general de entrenamiento doméstico en una o dos semanas. Pero no cuentes con que sea completamente confiable en la casa hasta muchos meses después.

Gran-boyero-suizo
Disfruta de la nieve y debemos tener cuidado con el calor

Salud

Los perros Swissy generalmente son saludables, pero como todas las razas, son propensos a ciertas condiciones de salud. Y en el caso del Gran Boyero Suizo las enfermedades que se han contrastado que pueden padecer son bastantes. Pero, por suerte, ninguna es realmente irremediable.

Por eso, es muy importante que las conozcas par poder reconocerlas a tiempo y prevenir males mayores. Y aunque no lo citemos aquí, al formar parte de los cuidados básicos del gran boyero suizo, debemos tener mucho cuidado con los golpes de calor.

Displasia de cadera

Se trata de una afección hereditaria en la cual el hueso del muslo no encaja perfectamente en la articulación de la cadera. Algunos perros muestran dolor y cojera en una o ambas patas traseras, pero otros no muestran signos de incomodidad. (La detección de rayos X es la forma más segura de diagnosticar el problema). De cualquier forma, la artritis puede desarrollarse a medida que el perro envejece.

Los perros con displasia de cadera no deben criarse; por lo tanto, si está comprando un cachorro, pídale al criador una prueba de que los padres han sido examinados para detectar la displasia de cadera y no tienen problemas.

Displasia del codo

Similar a la displasia de cadera, esta también es una enfermedad degenerativa. Se cree que es causado por un crecimiento y desarrollo anormales, lo que da como resultado una articulación malformada y debilitada. La enfermedad varía en severidad: el perro simplemente podría desarrollar artritis o podría volverse cojo. El tratamiento incluye cirugía, control de peso, tratamiento médico y medicamentos antiinflamatorios.

Osteocondrosis Dissecans (OCD)

Esta condición ortopédica, causada por un crecimiento inadecuado del cartílago en las articulaciones, por lo general ocurre en los codos, pero también se ha visto en los hombros. Causa una rigidez dolorosa de la articulación, hasta el punto de que el perro no puede doblar el codo. Se puede detectar en perros desde los cuatro a los nueve meses de edad. La sobrealimentación de alimentos para cachorros con ‘fórmula de crecimiento’ o alimentos ricos en proteínas puede contribuir a su desarrollo.

Luxación patelar

También conocida como sofoco deslizado. La luxación de la rótula se produce cuando la articulación de la rodilla (a menudo de una pata trasera) se desliza dentro y fuera de lugar, causando dolor. Esto puede ser paralizante, aunque muchos perros llevan una vida relativamente normal con esta condición.

Torsión gástrica

También conocida como hinchazón, esta es una afección potencialmente mortal que puede afectar a perros grandes con el pecho profundo, como el suizo. Esto es especialmente cierto si se les alimenta con una gran comida al día, comen rápidamente, beben grandes cantidades de agua después de comer y hacen ejercicio vigoroso después de comer.

La hinchazón es más común entre los perros más viejos. Ocurre cuando el estómago se distiende con gas o aire y luego se retuerce (torsión). El perro no puede eructar o vomitar para deshacerse del exceso de aire en el estómago, y el retorno normal de la sangre al corazón se ve impedido. La presión arterial desciende y el perro entra en estado de shock. Sin atención médica inmediata, el perro puede morir.

Sospeche de hinchazón si su perro tiene un abdomen distendido y está salivando excesivamente y vomitando sin vomitar. También puede estar inquieto, deprimido, letárgico y débil, con una frecuencia cardíaca rápida. Es importante llevar a su perro al veterinario tan pronto como sea posible si ve estos signos.

Torsión esplénica

Ocurre cuando el bazo gira y hace que se expanda y se llene de sangre. Los síntomas no siempre son obvios, pero pueden incluir vómitos, fiebre, encías pálidas y sensibilidad. La torsión esplénica requiere atención inmediata del veterinario y es necesaria la extirpación quirúrgica del bazo.

Cataratas

Las cataratas causan opacidad en el cristalino del ojo, lo que produce una visión deficiente. Los ojos del perro tendrán una apariencia turbia. Las cataratas generalmente ocurren en la vejez y, en ocasiones, pueden extirparse quirúrgicamente para mejorar la visión.

Distichiasis

Las pestañas adicionales (cilios) crecen desde las glándulas del párpado superior o inferior. Un folículo piloso se desarrolla en las glándulas y no en la superficie de la piel. A medida que el cabello crece, sigue el conducto de la glándula y sale de la abertura de la glándula a lo largo de la superficie lisa del margen del párpado. En muchos casos, estas pestañas rozan la córnea, causando irritación y lagrimeo, y ocasionalmente abrasiones corneales.

Entropión

Es un desplazamiento hacia adentro del párpado. Por lo general, afecta el párpado inferior de ambos ojos, causando irritación y pérdida de visión. Suele ocurrir antes de que el perro cumpla un año; la cirugía para corregir el problema por lo general se mantiene hasta que el perro llega a la edad adulta.

Panosteitis

Comúnmente llamada Pano, esta condición causa cojera autolimitante. Alrededor de los cinco o doce meses de edad, el perro puede cojear en una pierna, luego en otra, luego se detiene. Generalmente no hay efectos a largo plazo. El descanso y la actividad restringida pueden ser necesarios por un tiempo si el perro está dolorido.

Whisky Lick

Esta misteriosa aflicción hace que el perro empiece a lamer o tragar frenéticamente cualquier cosa a la vista. La causa es desconocida, aunque parece estar relacionada con dolor gastrointestinal severo. Se trata con medicamentos reductores de gases y ácidos. Es más común entre los perros jóvenes, pero los adultos también pueden tenerlo, sobre todo en el caso del boyero suizo ya que tarda en madurar.

Gran boyero suizo
Aunque lento al aprender, es un gran perro de familia

Cuidados básicos

No es adecuado para la vida de apartamento o ciudades. Debido a que es un perro grande y trabajador, necesita espacio para deambular, una casa con un patio grande y bien cercado es ideal. Sin embargo, no necesitarás inscribirte para un maratón. Solo necesita una cantidad moderada de ejercicio.

Con su herencia suiza, esta raza es ideal para climas fríos, y le encanta retozar en la nieve. El lado opuesto es que es propenso a sufrir golpes de calor. No permitas que se ejercite enérgicamente cuando hace calor; durante los períodos de calor, limita sus salidas a las mañanas o tardes tempranas. Durante el calor del día, mantelo adentro con ventiladores o aire acondicionado. Si tiene que estar afuera, asegúrese de que tenga sombra y, por supuesto, mucha agua.

Durante la fase de cachorro

Tendrás que tener especial cuidado si crías un cachorro Swissy. Al igual que muchas razas grandes, el Gran boyero suizo crece rápidamente entre las edades de cuatro y siete meses, haciéndolos susceptibles a los trastornos óseos y lesiones. 

Mantén a tu cachorro con una dieta de alta calidad y baja en calorías que le impida crecer demasiado rápido. No permitas que corra y juegue sobre superficies duras, como un pavimento, salte o empuje pesas hasta que tenga al menos dos años y sus articulaciones estén completamente formadas. El juego normal en el césped está bien, al igual que las clases de agilidad de los cachorros.

Baño e higiene

El Gran boyero suizo tiene una capa exterior densa, de 2,5  a 5 cm de largo, y una capa interna gruesa. Y desprende mínimamente la mayor parte del tiempo, con la excepción de dos veces al año cuando muda la capa inferior. El color es distinto, con una capa externa negra y óxido y marcas blancas en la cara y el cuerpo.

Preparar un Swissy no es muy complicado: el pelaje corto es fácil de cuidar y la raza es naturalmente limpia. El cepillado una o dos veces por semana, más un baño según sea necesario (por lo general cada mes más o menos) con un champú suave para perros es suficiente para mantener esta raza en buen estado.

Cómo conseguirlo

Desgraciadamente, el gran boyero suizo es muy complicado de conseguir en España. Por lo que si estás pensado en hacerte con él te recomendamos que contactes con algun criador francés. También puedes ponerte en contacto la Real Sociedad canina española por si tuvieran constancia de alguna camada.

Pero siempre recuerda las condiciones de espacio y climáticas que requiere: si vives en un piso en el centro de Sevilla, es mejor de deseches la idea, por más pet friendly que sea la capital andaluza.

Otros perros similares

Si bien el Swissy no es una raza adecuada para todos, aquellos que estén dispuestos a amar, entrenar y cuidar a este perro grande disfrutarán de una maravillosa compañía. Pero si no puedes darle lo que necesita, es mejor que busques otro perro parecido.