Bull Terrier Miniatura

El Bull Terrier Miniatura es, en todos los sentidos, un Bull Terrier. Pero, como su nombre indica, su tamaño es más pequeño. Por lo demás, de carácter, ganas de juego y humor son exactamente iguales.

La vida con un Bull Terrier en miniatura nunca es aburrida. Es intrépido, payaso, juguetón y ocupado. Este es un perro que siempre está buscando algo interesante para hacer. Y si logras dárselo, te encontrarás con un compañero infinitamente divertido y entretenido.

miniatura Bull Terrier
Es un verdadero Bull Terrier en tamaño pequeño

Características del Bull Terrier miniatura

El Miniatura Bull Terrier es un perro curioso y enérgico que tiene la cabeza de toro que su nombre sugiere. Es un pensador independiente con un deseo infinito de estar cavando, ladrando e investigando. Si ese comportamiento te vuelve loco, el Miniatura Bull Terrier no es para ti.

Esta raza, tiene un exceso de energía y curiosidad, por no mencionar un gran sentido del humor. Así que si quieres un perro con el que puedas hacer cosas, el Mini Bull Terrier es tu elección. Destaca en todo tipo de actividades caninas organizadas e informales: puede ser un excelente perro de agilidad y obediencia.

Es un perro de compañía, sencillo y simple. Es más feliz cuando está con su familia. Sin embargo, eso no quiere decir que quiera estar sentado a tus pies. Preferirá que te levantes y salgas con él, y deis un largo paseo juntos. Esas excursiones podrían ser mucho más divertidas si no fuera por su tendencia a perseguir a todos los perros, gatos y ardillas que vea.

El entrenamiento no es opcional con esta raza, a menos que la idea de que un perro te arrastre por todo el vecindario e ignore cada palabra que digas en tu propia casa te atraiga. Este es un perro activo, inteligente y obstinado que necesita un líder firme y consistente para convertirse en un miembro civilizado de la familia. Entrena a tu Miniatura Bull Terrier desde que es cachorro, con énfasis en la consistencia, y tendrá un perro bien educado y bien socializado.

Aspecto físico

Son robustos y musculosos sin ser toscos o desgarbados. Este es un perro elegante que comparte la cabeza de huevo y la cara de payaso del bull terrier. Como todas las razas de toros, el Bull Terrier Miniatura acumula una gran cantidad de masa muscular en su marco. 

Al principio de su historia, las orejas se cortaron, pero los criadores trabajaron diligentemente para crear una oreja naturalmente erecta que ahora es una parte integral de la expresión de este perro. Los ojos son distintivos – pequeño, triangular y profundo conjunto. Las mandíbulas son fuertes.

Temperamento

La personalidad del Bull Terrier miniatura es juguetona, dura, alegre y cómica. Este perro está dedicado a su familia y es amigable con los extraños, pero no para adular a ninguno. El Bull Terrier miniatura es un compañero tolerante y juguetón para un niño.

Cuando no está remodelando el jardín o persiguiendo al gato del vecino, es probable que esté jugando con su juguete chillón favorito o entreteniéndote realizando trucos. Después de agotarse con toda esta actividad, se acurrucará junto a ti en el sofá mientras miras televisión.

Por último, pero no menos importante, no hace falta decir que un perro amante de las personas como el Bull Terrier miniatura necesita vivir en la casa. Si lo dejas relegado al patio trasero con poca o ninguna compañía humana solo conseguirás un perro un infeliz.

El Bull Terrier miniatura con los niños y otros perros

Los Bull Terriers en miniatura son compañeros de juego activos y alegres para los niños, aunque son demasiado astutos para los niños pequeños. Así que es mejor evitar dejarlos solos mucho tiempo, con lo que evitaremos problemas y accidentes.

Con perros y otras mascotas

Pueden llevarse bien con otros perros de su tamaño o más, pero es probable que los perros más pequeños y los gatos pongan en marcha deseo de presa. Los perseguirán y los matarán si se les da la oportunidad, así que evita dejarlos sueltos si en el vecindario hay este tipo de animales.

Información básica

Altura a la cruz: no debe exceder de 35,5 cm.

Peso: no hay límite de peso.

Capa: blanco.

Promedio de vida: de 11 a 14 años.

Carácter: equilibrado y obediente, aunque testarudo.

Relación con los niños: buena con niños no muy pequeños.

Relación con otros perros: cuidado con el deseo de presa ante perros toys.

Aptitudes: perro de compañía y perro de caza.

Necesidades del espacio: necesita contacto humano y ejercicio.

Alimentación: 300 g de comidas seca al día.

Arreglo: baños regulares y cepillado semanal.

Coste mantenimiento: moderado.

Estándar

Clasificación FCI:  Grupo 3: Terriers. Sección 3: Terriers de tipo bull.

Miniature Bull Terrier
Aunque su color oficial es blanco, podemos encontrarlo (aceptado) en otros tonos

Historia

El árbol genealógico del Bulldog es genérico y con muchas ramas. Una de esas ramas tiene las razas de toros y terrier, y los diversos resultados de cruces realizados en el siglo XVIII entre bulldogs y terriers. Esos cruces se hicieron con la intención de producir un perro con la fuerza y ​​la tenacidad del bulldog y la intensidad, la vigilancia, la agilidad y la naturaleza de «juego» del terrier.

Estos perros tenían la espalda arqueada, piernas dobladas y una mandíbula inferior, todas características que recordaban la herencia de bulldog de la raza. Los primeros Bull Terriers vinieron en una variedad de tamaños. Algunos eran tan pequeños como de cuatro a siete libras y se consideraban razas de juguete. Una conocida línea de bull terriers de juguete blanco vino de Coverwood Kennels y se conoció como Coverwood Terriers. Otros eran medianos y pesaban 7 kg y algunos tenían un rango de 20 a 27 kg, casi del tamaño del moderno Bull Terrier.

El desarrollo de la raza

Una pintura de George Earl representa a Nelson, un Bull Terrier en miniatura nacido en 1866 que fue un famoso perro de exhibición entre 1868 y 1872. Nelson, que pesaba menos de kg, fue el primer campeón de Bull Terrier inglés. Se parece más a los Bull Terriers modernos que a los vistos en obras de arte anteriores, un ejemplo de la evolución que estaba ocurriendo en Bull Terriers en ese momento.

James Hinks de Birmingham, Inglaterra, fue un conocido criador de Bull Terriers en la década de 1860, y fue quien los inició en el camino hacia el aspecto más refinado que tienen hoy: la cabeza más larga y el cuerpo más simétrico que predominaba o completamente blanco. Para crearlos, usó toros y terriers existentes, su Bulldog Madman blanco y Terriers ingleses blancos, que ahora están extintos.

Apodados los Caballeros Blancos, se convirtieron en accesorios de moda para los caballeros de la ciudad y pronto podrían estar sentados a su lado mientras conducían sus carruajes por el parque. Una rima de la época cuenta la historia de la raza de manera sucinta, diciendo que Hinks «encontró a un Bull Terrier un viejo vagabundo destrozado; Lo hizo un perro para un amigo de caballero «.

La moda se extendió a los Estados Unidos. Los Bull Terriers en miniatura se exhibieron hasta el inicio de la Primera Guerra Mundial, pero los criadores encontraron difícil mantener el aspecto adecuado en un perro tan pequeño. Los perros más pequeños tendían a tener cabezas que parecían más manzanas que huevos, y sus ojos se hinchaban en lugar de estar hundidos.

Reconocimiento internacional

El Kennel Club de Inglaterra los rechazó en 1918, y no fue hasta 1938 cuando se formó un nuevo club para Miniers Bull Terriers en Inglaterra. Los perros recuperaron el reconocimiento de Kennel Club en 1939. Fue la primera organización en reconocerlo, por supuesto.

El American Kennel Club reconoció la raza en 1885, y el Bull Terrier Club of America fue fundado en 1897. Pero eso no significaba que se aceptará plenamente. Los Miniers Bull Terriers, como se llamaron allí, fueron admitidos en la Clase Miscelánea de AKC en 1963, pero no fueron aceptados como raza hasta 1991.  

La FCI, por su parte, tardó bastante más en reconocerlo. Y no lo haría hasta 2011, fecha en la que también se publicó su estándar válido. Tal vez, motivado, por el parecido en carácter y aspecto con el Bull Terrier, lo que ha retrasado su reconocimiento como raza individual.

Educación y entrenamiento

Un Bull Terrier en miniatura necesita un entrenamiento firme, justo y consistente desde una edad temprana para que pueda comprender los límites necesarios para vivir con personas. Siempre que haga mucho ejercicio y estimulación para su mente rápida, es perfectamente capaz de entender que afuera es para cavar, en un área específica, y el sofá de la sala de estar es para ver la televisión con usted después de que los dos hayan usado cada uno otro fuera

El entrenamiento de la obediencia tiende a ser una aventura. Esta raza encuentra humor en todo, especialmente en tus esfuerzos para entrenarle. Si la formación se convierte en un juego, lograrás una mejor cooperación. De lo contrario, el Bull Terrier miniatura siempre ganará en una batalla de voluntades.

Los Bull Terriers en miniatura pueden ser protectores, especialmente si piensan que su familia está en peligro, así que asegúrate de socializar con los extraños y no alientes el comportamiento agresivo o de vigilancia. También pueden ser protectores de su propio espacio, juguetes y comida. Este comportamiento debe detectarse temprano y corregirse de manera consistente, ya que puede conducir a problemas graves de comportamiento.

Salud

Es un perro relativamente sano, aunque puede sufrir algunos problemas que derivan de su herencia genética. Por eso, es importante que los conozcas para poder reconocerlos llegado el caso y evitar males mayores:

Problemas cardíacos y renales

En estos casos, los problemas pueden ser de muchos tipos. Por lo que te recomendamos que, en caso de tener un Bull Terrier Miniatura, te pongas rápidamente en contacto con tu veterinario. Y le hagas un seguimiento continuado para evitar problemas de corazón y riñón. Recuerda, además, que en muchas ocasiones, estos problemas van asociados. 

Sordera

Estos perro son propensos a sufrir sordera por causas genéticas, por lo que es importante que preguntemos por el estado de los padres antes de hacernos con un cachorro. En caso de que sufra sordera, tendremos que tener más paciencia con ellos, pero eso no conlleva que el perro sufra o no pueda vivir plenamente. Eso sí, no debes cruzarlo.

Luxación de rótula

También es conocido como luxación patelar. Ocurre cuando la rótula, que tiene tres partes: el fémur (hueso del muslo), la rótula (rótula) y la tibia (pantorrilla), no está correctamente alineada y, a menudo, se sale de su lugar, causando que el perro salte cuando sucede. Se cree que es hereditario. El roce causado por la luxación patelar puede conducir a la artritis, una enfermedad articular degenerativa. 

Hay cuatro grados de luxación rotuliana, que van desde el grado I, una luxación ocasional que causa cojera temporal en la articulación, hasta el grado IV, en la que el giro de la tibia es grave y la rótula no puede alinearse manualmente. Esto le da al perro una apariencia de piernas arqueadas. Los grados severos de luxación patelar pueden requerir una reparación quirúrgica.

Luxación primaria de la lente

También podemos encontrarlo referenciado como luxación del cristalino. Conlleva que el cristalino se mueve de su lugar, provocando molestias en el perro. Por supuesto, a la larga, puede dañarse el ojo provocando pérdida de visión parcial o total. Tiene solución quirúrgica y no se sabe si se debe a una herencia genética.

Bull Terrier Mini
Te hará reír o llorar, pero si lo cargas de actividad te dejará descansar

Cuidados básicos

Aunque sea un perro pequeño, necesita mucho ejercicio, aunque le valdrá con un paseo. Eso sí, siempre con correa ya que tiene fuerte instinto de presa y saldrá corriendo detrás de cualquier gato o ardilla. Pero, también, debemos tener mucho cuidado con perros más pequeños, ya que los consideran presa fácil.

Por otro lado, es un perro de compañía, por lo que debemos darle mucho cariño y mucho juego. Eso nos ayudará a la estimulación mental. Este aspecto también forma parte de sus cuidados básicos. Se trata de un perro muy inteligente y, como tal, necesita estar entretenido. Si unes su inteligencia a su humor, como se aburra estarás en verdadero peligro. 

Alimentación

Se trata de un perro pequeño pero con gran energía, por eso, debemos cuidar mucho su alimentación. El consumo recomendado está en 300 gr de comida seca diaria, a ser posible pienso para perros de alta actividad. Eso sí, siempre depende de la actividad real de nuestro perro, por lo que debes ponerte en contacto con tu veterinario; sobre todo si tu prefieres diseñar su dieta. 

Higiene y cepillado

No requiere mucho aseo, más que baños regulares y una vez por semana con un cepillo suave o un guante de caza. Las uñas fuertes y de rápido crecimiento de la raza deben recortarse regularmente con un cortauñas o un molinillo para evitar que se rompan y agrieten las uñas demasiado crecidas.

Sus orejas deben ser revisadas rutinariamente para evitar la acumulación de cera y escombros, ya que pueden resultar en una infección. Los dientes deben cepillarse regularmente y también deben recibir limpiezas periódicas de su veterinario.

Cómo hacerte con un Bull Terrier Miniatura

Es realmente sencillo hacerse con este perro en todo el mundo. Una simple búsqueda en internet te permitirá localizar multitud de criadores oficiales y no pocos particulares. Recuerda que debes seguir unos trámites legales a la hora de comprar un perro, además de preguntarte si estás o no en disposición de darle todo lo que pide. 

Otros perros similares

Si este perro es demasiado movido para ti o buscas un terrier con características diferentes, quizá encuentres a tu compañero ideal en la siguiente lista. Pero recuerda que nunca debes potenciar su parte más agresiva y que en caso de elegir cualquiera de estas razas estarás entrando en los requisitos de perros potencialmente peligrosos. 

  • American Pit Bull Terrier: el primo hermano de nuestro Staffordshire Bull Terrier, es de menor tamaño y está siendo criado para su uso en certámenes y exposiciones caninas.
  • Bull terrier: es un perro valiente, que posee una actitud cariñosa y divertida. De temperamento equilibrado y obediente, aunque testarudo.
  • Staffordshire Bull  Terrier:  tradicionalmente, es un perro de valor y tenacidad insuperables. Muy inteligente y cariñoso, sobre todo con los niños.