Boyero de Australia

El Boyero de Australia, o Australian Cattle Dog, es una raza de perros extremadamente inteligente, activa y robusta. Desarrollado por los colonos australianos para manejar manadas de ganado en ranchos expansivos, todavía se utiliza hoy como un perro de pastoreo. Mejora  cuando tiene un trabajo que hacer o cuando se siente parte de todas las actividades familiares. Es leal y protector con su familia, aunque desconfía de los extraños. Además del trabajo de pastoreo, el perro australiano se comporta muy bien en deportes caninos, incluyendo agility, obediencia, rally, flyball y juegos de discos voladores.

Es una raza relativamente moderna, formada a finales del siglo XIX de la mezcla del Dingo, o perro salvaje australiano, con perros de pastoreo llevados desde Europa.

Boyero australiano
El Boyero australiano es una raza realmente moderna. Foto: Seka Tokic

Características del Boyero de Australia

Se trata de un perro de trabajo de alta energía. Lo que hace que quiera estar activo y ocupado la mayor parte del tiempo. Además, debes dirigir su energía o se aburrirá y buscará cómo entretenerse. Y te aseguro que encontrará alguna diversión que a ti te termine causando problemas, como destrozar las bolsas de basura o excavar por todo el jardín.

Por otro lado, es un perro que se dedica completamente a su dueño y familia. Por lo general, se adhiere estrechamente a una persona pero no al resto de la familia. Lo que no quiere decir que no sea cariñoso o amable, simplemente que ha elegido a una persona con la que mantener contacto físico cuanto más tiempo mejor.

Fue criado para cuidar al ganado, por eso está habituado a pastorear a los rebaños. Lo peor de todo, es que dirigía a las ovejas mordiendo sus patas. Por eso, cuando está con niños, mascotas o casi cualquier cosa que se mueva, tratará de dirigir las direcciones y lo hará atacando los talones. Debes tenerlo en cuenta ya que es propenso a morder, incluso jugando. Por lo que o le educas desde cachorro o podrá provocarte problemas.

Por otra parte, el instinto de la raza es su fuerte instinto de presa. Está fascinado con las ardillas, los gatos y otros animales pequeños. Piensa que este perro proviene de forma directa del Dingo o perro salvaje australiano, una suerte de lobo. Es importante que, si vives en una comunidad, eduques a tu boyero para que no los persiga y distinga qué es una presa y cual no.

Quizá por esa misma herencia salvaje, o porque debió adaptarse a climas y condiciones extremadamente duras, es muy resistente al dolor. Además, se adapta a las peores condiciones climáticas sin apenas problemas y acepta todo el trabajo por duro que este sea. Un perro adaptado a Australia no podía ser de otra forma.

Aspecto físico

El aspecto general es el de un perro de trabajo fuerte, compacto, construido simétricamente, con la capacidad y la voluntad de llevar a cabo su tarea asignada por arduo que sea. Sus combinación de  potencia, equilibrio y dureza muscular transmite la impresión de una gran agilidad, fuerza y resistencia.

Su aspecto puede recordar, en ocasiones, a un pastor alemán con el pelo corto y menor envergadura: orejas puntiagudas y grandes, un rostro alargado y ojos vivos. Además, por herencia del dingo, lo encontraremos a veces con el pelo rojizo, siempre con manchas. La cola es larga, ancha en la base y se curva sin llegar a enroscarse en sí misma.

Personalidad

Es un perro extremadamente activo y necesita constante actividad mental y física. Si está aburrido o solo, puede ser destructivo. Y es capaz de masticar y romper cosas que no debería, sobre todo porque tiene una fuerte mordida. Si eliges vivir con un boyero australiano, prepárate para mantenerlo ocupado y cansado. Así será menos probable que se meta en problemas.

Por otro lado, y quizá por ser descendiente del Dingo, es muy protector y territorial. Y defenderá ese espacio con todas sus fuerzas. También es reservado, que no necesariamente antipático, con los extraños. Pero él está dedicado a su dueño y familia. Una vez que se une, le gusta ir adonde vaya su dueño; de hecho, el castigo al Australian Cattle Dog es la separación física de aquellos a los que ama.

Es inteligente pero a veces puede ser obstinado y realmente terco. Debido a eso, el entrenamiento debe ser constante y siempre mediante refuerzo positivo. Así podrás controlar su vena independiente y que acepte tu liderazgo.

Boyero australiano
El boyero australiano es descendiente directo del Dingo.

El boyero de Australia con niños y otros animales

Es un buen perro de familia. Pero le ira mejor con los niños si se crió con ellos y los acepta desde el principio como miembros de su familia. En esos casos, es muy juguetón y protector. Sin embargo, la tendencia de la raza a morder puede ser un problema para los niños. Es posible que desee pastorearlos con mordiscos en los tobillos. O, incluso, puede llegar a morder cuando los niños juegan demasiado bruscamente.

El boyero de Australia adulto que ha tenido poca exposición a los niños no sabrá cómo tratarlos y puede ser demasiado rudo. Algunos perros sospechan de los niños ya que no actúan como adultos. Y a veces los perciben como amenazantes pudiendo llegar a defenderse. Afortunadamente, la mayoría de los problemas se pueden resolver socializando cuidadosamente el cachorro.

Con otras mascotas y perros

La convivencia del boyero de Australia con otros perros y mascotas puede llegar a ser complicada si no se le acostumbra desde cachorro. En primer lugar, es un perro territorial, por lo que considerará una amenaza cualquier perro que se adentre. Además, debido al fuerte instinto de caza que heredó del Dingo, atacará y perseguirá a gatos y mascotas pequeñas.

Información básica

Altura a la cruz:entre 46 y 51 cm.

Peso:entre 14 y 23 kg.

Capa:rojo moteado, azul moteado.

Promedio de vida:entre 12 y 15 años.

Carácter:equilibrado, inteligente y territorial.

Relación con los niños:complicada.

Relación con otros perros:muy difícil.

Aptitudes:perro pastor y, ocasionalmente, de compañía.

Necesidades del espacio:necesita espacio.

Alimentación:entre 300 y 500 gr de comida seca diaria.

Arreglo:casi nulo.

Coste mantenimiento:moderado.

Estándar

Clasificación FCI: Grupo 1: Perros de pastor y perros boyeros (excepto perros boyeros suizos). Sección 2: Perros boyeros (excepto perros boyeros suizos).