La Alimentación Del Pastor Alemán

¿Quieres saber sobre la alimentación del Pastor Alemán? ¿Tienes dudas sobre su alimentación? Existen muchas formas de alimentar a tu perro, pero en el siguiente post, queremos contarte lo más importante sobre su alimentación. Si quieres saber más, sólo tienes que continuar leyendo el siguiente post. ¡Te lo contamos todo!

La alimentación del Pastor Aleman
¡Cómo alimentar a un Pastor Alemán?

La edad

Esto será importante para determinar la alimentación de tu perro. Por ejemplo, un perro adulto no tendrá las mismas necesidades que un cachorro. Este último, necesita una alimentación específica que le ayude a realizar su crecimiento y desarrollo de forma óptima, teniendo unos requerimientos diferentes. Por eso, en caso de que el alimento que uses sea pienso, busca aquellos específicos para cachorros. 

La alimentación del Pastor Alemán
Pienso Acana Puppy

La actividad física

En los preparados comerciales, cada fabricante muestra la cantidad diaria recomendada que debe comer tu perro. Pero, esta puede sufrir variaciones y debe ser ajustada, y uno de los motivos es la actividad física. El Pastor Alemán, es un perro grande que necesita actividad física. De la cantidad que realice dependerá, que necesite algo más de comida diaria. 

El agua

No te olvides de que tu perro disponga de agua limpia y fresca 24 horas al día.

La alimentación del Pastor Alemán
El agua siempre debe estar limpia y seca a libre disposición

¿Cómo debe ser el pienso?

Entre toda la gama de piensos que existen en el mercado, siempre que puedas, elige fórmulas de alta calidad. Existen pienso con unas relaciones calidad-precio muy buenas. Así que, no te asustes, alimentar a tu perro con piensos de gama alta no tiene porqué ser tan caro como puedes pensar a priori. 

La alimentación del Pastor Alemán
¿Cómo debe ser el pienso?

Lo más importante a la hora de elegir un pienso es la fuente de proteína. Esta debe de aparecer en primer lugar en el etiquetado del producto. Siempre mejor que sea carnes frescas o deshidratadas, en altas concentraciones en relación al resto de ingredientes y evitando los subproductos animales que disminuyen el valor biológico de las proteínas, muy necesarias para el organismo y llevar a cabo las funciones. 

Intenta evitar piensos que tengan altas concentraciones de cereales. Hoy en día, cada vez existen más fórmulas de piensos para perros libres de cereales. En caso de que tu perro no presente ninguna intolerancia o alergia alimentaria, no debe ocurrir nada porque consuma este tipo de alimento, pero intenta buscar siempre piensos cuyas concentraciones de cereales sean muy reducidas, ya que ha excepción del arroz, otros cereales como el maíz y el trigo tienen una baja digestibilidad y aprovechamiento por parte del sistema digestivo del perro. Si tu perro presenta algún de adversión a estos alimentos, busca piensos libre de cereales. Te aseguro que no son difíciles de encontrar y tu perro lo agradecerá. 

La dilatación-torsión gástrica

Una de las enfermedades a las que está más predispuesto el Pastor Alemán junto con otras razas como el San Bernardo o el Gran Danés es el Síndrome de dilatación-torsión gástrica, entre otros. Estas son razas grandes o gigantes con un tórax profundo. Se da más en perros adultos, muy delgados o asustadizos, así como en perros con hipergastrinemia e hipertrofia pilórica, entre otros.

Algunos de los factores externos que pueden favorecer que se de este síndrome son: 

  • La dieta seca.
  • Alimentación a base de un sólo tipo de comida.
  • Comer de forma muy rápida y en grandes volúmenes.
  • Realización del ejercicio justo después de comer. 
  • Su estado: perros estresados.
  • Número de veces que come al día. 

Así que, a la hora de la alimentación del Pastor Alemán ten todo esto en cuenta. Puede ser muy útil si compartes tu vida con un Pastor Alemán, y no dudes de comentar con tu veterinario todas tus dudas. 

Para prevenir el síndrome de dilatación-torsión gástrica, mezcla comida seca con húmeda, aunque sea a veces, fija horarios de comida, no en grandes cantidades. No saques a correr o realizar ejercicio a tu perro justo después de comer. Intenta evitar situaciones de estrés. No le des sólo una toma al día, mejor un par de ellas dividiendo raciones.

Conclusiones

  • Consulta con tu veterinario sobre la alimentación de tu perro.
  • Busca alimentos de alta calidad. 
  • Ten en cuenta las características de la raza, la actividad diaria y la edad, entre otros.
  • La cantidad diaria de cada fabricante es orientativa y puede sufrir modificaciones.
  • A la hora de realizar un cambio de alimentación, hazlo de forma gradual para que se vaya acostumbrando al nuevo alimento.